… de los dientes de oro.

13 noviembre, 2006

… con la mejores intenciones de que Xol acabe *iluminado* por esa *luz en la oscuridad* que le permita recuperar lo más posible del desastre … 😉 creo que es buena idea recordar un disco de uno de los primeros dientes de oro que se pudieron ver en escena (bastante antes que esa moda dental dorada fuera explotada por raperos sin más que mostrar que la cuenta corriente a base de kilos de dorado) y con tatuajes cuando sólo se veían en marineros y gentes de ¿mal? vivir? 😉   Willy DeVille.
deville_willy.jpg

Aunque sus inicios fueran siguiendo el blues de John Hammond Jr., Muddy Waters y John Lee Hooker, sus pocos éxitos en Europa, dónde se traslado en los 70 para unirse a una banda británica, le hicieron volver a Nueva York para encontrarse en el lugar adecuado en el momento preciso: CBGB, dónde se dio a conocer con su grupo Mink DeVille en los ambientes punk neoyorquinos. Estos eran una especie de anacronismo en la escena punk de Nueva York en los últimos 70s. Entre reinventores del rock de garage y del pop como Ramones, Voidoids, Blondie y demás, Mink Deville reivindicaban las formas clásicas del pop, el R&B y el rock’n’roll de los primeros 60s. Y es que realmente lo que esta banda hizo fue adaptar a su tiempo el rock’n’roll de Doc Pomus, Leiber & Stoller, Goffin & King, etc, y añadirle una pátina de chulería, romanticismo, peligrosidad y macarrismo callejero.

Tras la ruptura de esta banda graba su primer disco en solitario, Miracle (con las colaboraciones de Chet Atkins y Mark Knopfler), una colección de canciones algo sositas, la verdad (el caso es que a mi me gustan 😉 …)  No tiene repercusión más allá de darlo a conocer como el que canta en La Princesa Prometida .. y es que no por ñoña deja de ser bonita la canción que le permitió ser ¡nominado al Oscar! por cantar en una entretenidísima película … 😉

Será en el siguiente disco, Victory Mixture, cuando vuelva a conseguir la fuerza que transmitían sus anteriores trabajos con estupendas versiones de viejos rhythm’n’blues.

Y después, el que nos ocupa, Backstreets Of Desire, también muy interesante pero en el que se nota algo que este señor flojea un poco a la hora de componer. Aunque es evidente, tanto por las colaboraciones (Zachary Richard, Dr. John, Jimmy Z y los coros de The Lost Angels Of The Vieux Carré) como por la chulería que no ha dejado de ejercer en la interpretación, el sonido creole en todas las canciones.

Total, que aunque no lo pongo tan fuerte como solía en aquellos tiempos, me sigue gustando subir el volumen cuando aparece por mi equipito el Capitán Garfio de Nueva Orleans 😉

… ya sé, son manías sentimentales mías, pero es que es difícil vivir sin manías … 😉

Saludos cordiales,

PD: … y la verdad es que este hombre se ha pasado con el asunto de los disfraces  ;))))

wdv_bof.jpg

baditunes.jpg  badamazon.jpg
Consigue este fantástico trabajo en el iTunes Music Store o a través de Amazon.com

Anuncios

One Response to “… de los dientes de oro.”

  1. xolete Says:

    Hombre, el bueno/malo de Willy DeVille. Todo un placer y muchas gracias por la recomendación (empiezo a ver algo de luz ;o)

    “… No tiene repercusión más allá de darlo a conocer como el que canta en La Princesa Prometida….”

    Fantástica película (y, como de costumbre, mejor libro).


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: