sostiene wendy [o walter] o…

26 noviembre, 2006

Sostiene Zaralonio que es esta una actividad difícil, presumiblemente culta y tecnológicamente complicada, por más de entretenida y, probablemente, entretenedora. Sostiene y mantiene que es, además, este un espacio nuevo lleno de viejas compañías y, en ocasiones, nuevos sonidos y desafíos inenarrables, aunque esto último, tal vez, y solo tal vez, no sea sino otro desvarío de este su honrado anfitrión. Y yo aplaudo todo ello. Sostiene, mantiene y disfruta como sostenemos, mantenemos y disfrutamos que haya, porque debe de haber, un espacio en el que la música es protagonista y las palabras son parte de ella, por más que no tengan nada que ver el arte del artista con el comentario del comentador. Vemos, en definitiva, que nada nuevo nos ocupa, que lo oído es conocido y lo escrito es vulgar, vulgarizado y divulgado.

Como lo son, o lo es, el trabajo que hoy y a estas horas de difícil definición, tengo a bien traeros al recuerdo. Para ello hemos de recordar cómo un clásico, uno de los grandes de verdad, hubo de pasar por lo que en su día fue la “avant-garde” de la tecnología para retornar (volver a ser una vez más) como otro clásico sobre un clásico. “Switched on Bach” no fue, posiblemente, sino un experimento sobre el sonido neo-tecnológico aplicado a la obra -a una ínfima parte de ella- del mejor delineante de las esferas cósmica que Pitágoras definía como la perfección establecida entre el hombre, su destino y el cosmos; el conjunto de las cosas creadas.

jsbach01.jpg

Numerábase aquel año como el 1968 de nuestra era, cuando un avezado Walter Carlos -hoy, también él reconvertido en ella; Wendy- osó interpretar una interesante selección de piezas de Bach -Johann Sebastian- al mando de un “todo novedoso” sintetizador Moog. El resultado no pudo ser más sorprendente; por una parte, voluntaria o involuntariamente, permutó el sonido primitivo del clavecín a través de un novedoso instrumento del siglo XX, el sintetizador, demostrando que las novedades son novedosas y necesitan, como sus intérpretes, madurar. Al mismo tiempo, consiguió, por primera vez en la historia de los “charts” colar al “viejo peluca” -y por extensión a toda la música “clásica”- entre lo más vendido (y tal vez escuchado, probablemente oído) de ese año. Vulgarizar, tal vez divulgar. Y yo aplaudo todo ello.

wendycarlos.jpg

Un clásico del siglo XVIII reconvertido en un nuevo clásico del siglo XX. Personalmente, además del valor histórico, que indudablemente lo tiene, destacaría de la obra su afinidad sonora. Seguramente mis escasos conocimientos sobre la música culta me delatan, pero nunca he podido dejar de considerar al clave (clavecín) como un boceto del piano (el “pianoforte” que mi adorado genio de Leipzig llegó a conocer, ya casi ciego, en sus últimas vistas a la corte de Potsdam). Del mismo modo, los primeros pasos de la música electrónica aplicada al Moog no son sino un leve planteamiento de lo que habría de llegar. Con 200 años de distancia, los teclados primigenios se hermanan y eclosionan para rendir homenaje al irrepetible Johann Sebastian.

La selección de piezas es tan recomendable como reconocible: el coro “Jesus, joy of man’s desire”, el tercer concierto de Bradenburgo, el Aria de de la suite para orquesta Nº 3, etc. La interpretación tan correcta como sorprendente -naif diríamos hoy- lo fue en su día. La calidad sonora es notable -proviene de una reedición remasterizada-. Todo ello, en definitiva, nos coloca -nada lisérgico por demás- ante un doble clásico, una obra de colección y todo un referente de la reciente historia de la música. Y yo aplaudo todo ello.

switchonbach.jpg

baditunes.jpgbadamazon.jpg
Consigue este fantástico trabajo en el iTunes Music Store o a través de Amazon.com

Anuncios

2 Responses to “sostiene wendy [o walter] o…”

  1. zaralonio Says:

    ¡Que si me acuerdo….!
    Como que todavía lo tengo en el baúl de los vinilos (Oaaa…cántese modus karinianus), y aún otro más del tal Walter Carlos.
    Y además se oía en la banda sonora de A Clokwork Orange (el otro nombre con que se conocía a la selección holandesa de fumbol).
    Creo que empiezo a ser un anacronismo.

  2. XoL Says:

    ¿Anacronismo?
    Dejémoslo en “clásico” 😉


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: