El aroma de lo exótico

21 septiembre, 2007

Cual torero ávido de recursos monetarios me decido a intentar publicar unas opiniones a propósito de nuevos encuentros musicales pasados este verano. Pido disculpas por la incapacidad para manipular estos recursos informáticos, más aún teniendo en cuenta que hoy es el día de recuerdo (valga la paradoja) de los aquejados por la incapacitante enfermedad de Alzheimer.

Bien, pues es el caso que este verano viajando por la extraordinaria, amable, acojedora e interesantísima Siria (nada que ver con las listas del eje maligno del presidente Arbusto), bien alojado en el hotel Mansouriya, quizá el mejor hotel que he conocido nunca, situado en una antigua mansión del siglo XVI, en plena medina, mientras disfrutábamos de una perfecta cena mediterranea colorida, variada y copiosa comida, en un marco damasceno incomparable, el camarero que nos obsequiaba tuvo a bien ponernos una música de fondo que me alegró, todavía más si ello hubiera sido posible, la velada. y por ello me aventuro a traerlo aquí, para general conocimiento.

La indagación correspondiente me reveló que se trataba del primer disco de Toufic Farroukh, músico de origen libanés (de la Gran Siria dirían por allí) pero afincado en Francia, saxofonista de conservatorio y músico de estudio, compositor y productor de sus trabajos. Lo que estaba oyendo era una delicia de jazz contemporáneo completamente aderezado de las especias que hacen inconfundibles los sabores y aromas del oriente, que los españoles debemos llevar registrados en nuestro ADN, tras ochocientos años de historia común omeya.

Toufic y su saxofón

Farroukh (pronúnciese farruj) se rodea de acordeón, cuerdas, una prodigiosa sección rítmica, así como innumerables instrumentos orientales y árabes (nay, oud, kanoun, bouzouk, etc), de manera que lo que estamos escuchando es básicamente la estructura conocida del jazz contemporáneo aderezado de la fusión con los aires tradicionales árabes. personalmente lo encuentro delicioso. Además de algunas piezas con solista femenina incluida.

Os propongo la escucha de su último disco Tootya, de este mismo año y que hace el número cinco de los suyos desde 1994 (Alí on Broadway). Que cerréis los ojos en su escucha y recreéis el ambiente del mihrab de la mezquita de Córdoba, o las estancias nobles del palacio de la Aljafería zaragozana. Puro gozo y poco más o menos nuestras cosas con muchas especias.

Gracias por la larga espera de mi colaboración y deseo que disfrutéis de este artista desconocido para mí. Como yo.

Tootya

Anuncios

8 Responses to “El aroma de lo exótico”

  1. zaralonio Says:

    Pues yo mismo.
    ¡Oye tío funciona!.
    Nunca se acaba uno de deslumbrar.

  2. xolete Says:

    Claro que funciona! (o, como decía el Maestro; menos miedo y más vergüenza) Muchas gracias por la sugerencia Zaralonio
    😉

  3. zaralonio Says:

    Gracias a tí, que nos descubres maravillas que, sin duda, estaban ahí, pero hubiese sido generalmente mas largo y complicado llegar a las mismas.
    Me propongo, desde que nos relacionamos, devolver algo de lo recibido (como microcréditos).Nunca igualar. No es materialmente posible antes de mi jubilación, y después solo por pura competición. Y no será el caso.

  4. nemesys Says:

    Oye Xol, cómo te las gastas, las pelas digo 😉
    No sabía que eras dado a viajes y cenas lujosos.
    Sobre el disco de este músico, me están entrando ganas de escucharlo sólo con leer tus palabras, así que me voy a poner manos a la obra ¡YA!
    Muchas gracias por darlo a conocer 😉

  5. nemesys Says:

    ups…me he columpiado.
    Perdón, Zaralonio, no me había fijado en que este post es tuyo.
    Mis disculpas y agradecimiento de nuevo.
    Un saludo 😉

  6. zaralonio Says:

    Nada que disculpar Macnolo, lo entiendo porque mi torpeza me impide publicar mis opiniones a menudo (necesito echarle una tarde para subir algo).
    Por otra parte no creo que a Xol le disgusten las cenas especiales….otra cosa es lo del gasto. Pero ya sabes, si conoces algo bueno y barato, cómpralo.
    Que disfrutes.

  7. xolete Says:

    A ver, un poco de orden. Que no me va a aquedar más remedio que enviaros un par de cybercollejas a ambos los dos
    🙂 🙂 🙂

  8. xolete Says:

    Por fin he tenido la oportunidad de disfrutar de la sugerente música de Farroukh; y, tras la sorpresa inicial -mis “músicas para cenar”, pese a lo crean algunos, son bastante más pianissimo- he de reconocer el acierto en la selección, la interpretación -con cinco estrellas para las eclécticas mezclas de estilos- los ritmos y las voces euroghettoasiáticas. Todo un hallazgo, maestro. Muchas gracias por la sugerencia.

    :-O


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: